(969) 935 00 42 atencionclientes@mieryteran.com.mx
Agencia Aduanal Mier Y Teran Exportar

 Balanza comercial México-EU: aumentan las exportaciones agroalimentarias

México le da de comer a Estados Unidos.

Suena a broma el título de este artículo que quiero compartir con ustedes hoy, pero no se trata de una frase nacionalista -aunque bien podríamos tomarla como “bandera” para “defender” a México de los ataques del presidente Donald Trump-, sino de una verdad incuestionable:

El año pasado, México se convirtió en el principal proveedor de alimentos de Estados Unidos, según las estadísticas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa) (Milenio Diario, abril de 2017).

Hace apenas unos días, se dio a conocer el II Informe The Report 2017, auspiciado por Oxford Business Group, en el que la cifras positivas de comercio exterior en materia alimentaria dejaron, y no es metáfora, con la boca abierta a los asistentes. Sobre todo en el contexto que se vive, del probable bloqueo de Estados Unidos.

Veamos sólo algunas de las cifras que resaltaron en esa reunión, en la Ciudad de México:

  • En los últimos 5 años, las exportaciones agroalimentarias aumentaron 10 por ciento anualmente.
  • El ingreso por esas exportaciones llegó a los 29 mil millones de dólares, una cifra histórica.
  • Desde que se inició el Tratado de Libre Comercio, las exportaciones agroalimentarias han crecido exponencialmente: de 4 mil millones a 29 mil millones.

Por supuesto, todas esas cifras fueron, sin duda, muy aplaudidas, pero como aquella persona que ríe nerviosamente, más de uno veía también en estas extraordinarias cifras un riesgo inminente de colapso ¿por qué?

De los 29 mil millones de dólares que se generaron por exportaciones agrolimentarias, 24 mil fueron por envíos a Estados Unidos, es decir, casi 83 por ciento de lo que se vendió se fue al vecino país del norte.

En pocas palabras, de 100 pesos que ingresaron a México, 82 vinieron del país de las barras y las estrellas, sí, precisamente ése que quiere -al menos su presidente- construir un muro para evitar el flujo de personas.

Sí, hay que decirlo, mucho de lo que se dice sobre la imposición de aranceles a las importaciones de México por parte de Estados Unidos es todavía materia de especulación, pero basta con que se aprueba la aplicación de “frenos” a algunos alimentos para que las empresas mexicanas empiecen a sufrir porque la dependencia es mucha.

Y también parece increíble que Estados Unidos pueda iniciar la producción de alimentos para satisfacer la demanda de sus ciudadanos de productos que ahora ellos importan desde otros país, incluido México.

Ésa es la parte que quiero resaltar hoy: Sí, hay miedo, claro que lo hay, pero también hay opciones no sólo de buscar otros mercados, sino de que las propias empresas de Estados Unidos presionen para que, al menos no en los próximos años, puedan gravarse la compra de productos a México.

Porque ninguna industria está preparada para fabricar grandes cantidades sea de los bienes que sean para todo un país, en menos de año. Se tiene que hacer todo un programa económico de sustitución de importanciones que, además, lleva un elemento más en su contra: que toda la corriente mundial va por el libre comercio.

En una de esas, de verdad Estados Unidos tendrá que comer de la mano de México. Lo que nos toca a nosotros es no esperar a todo es se caiga. ¡Hay que empezar ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *